¡Añádeme a tu Google Reader!

Así recibirás automáticamente las actualizaciones.

Add to Google

Tuesday, October 9, 2007

El ingrato Informe Mensual - Parte II

Es increíble como este papelito afecta tanto la vida del testigo en general. La reputación del individuo depende completamente de el y como se reza –muy devotamente- en algunos lugares del mundo: “el papel aguanta mucho”.

El “requisito” de entregar el informe mensualmente, proporciona la única herramienta que en verdad se usa para medir la espiritualidad de las ovejitas. Es mandatoria la importancia de un “buen informe” o de un “informe aceptable”; llamándose “aceptable” si los números están por sobre los del promedio nacional mostrados en el Ministerio del Reino durante tal mes.

Oportunidades que dependen de un “buen” informe:
1.- reconocimiento –como ejemplar- dentro de la congregación
2.- recomendaciones para privilegios –de mando-
3.- participación constante en la plataforma
4.- entrevistas en asambleas
5.-admiración y “aprecio” de otros –se supone que esos números solo los conoce el cuerpo de ancianos y el individuo-
6.- consideración para participar de cualquier clase de actividad “espiritual” dentro de la congregación.

Problemas que pudieran desprenderse de un informe bajo el promedio nacional:
1.- que se le considere flojo, materialista, no espiritual, sin fe, no celoso en obras excelentes por parte de los ancianos –pastores amorosos-
2.- se expone a llamados injustos de atención por parte de los ancianos
3.- se expone a visitas de “pastoreo” por parte de los ancianos para tratar de indagar sobre su vida privada –que no les atañe-
4.- se le califica mal y como inaceptable –mal ejemplo- para cualquier tipo de participación en la plataforma
5.- prohibido participar en asambleas
6.- automáticamente no califica para nombramientos –ni en la carta a Tito ni en la carta a Timoteo se habla de tal informe-
7.- visto como mala compañía por la opinión publica
8.- de presentar discursos de instrucción pasa a solo lecturas –con suerte a discursos 4-
9.- probablemente se le “siente en la banca” hasta que mejore

Bíblicamente, no hay ninguna indicación de la necesidad u obligación de entregar informes de actividad personal. En Nuestro Ministerio del Reino de Octubre 1981 habla sobre que “a la Sociedad le interesa saber cuánto tiempo se dedica a proclamar las verdades de Dios a los que no son Testigos dedicados y bautizados”. ¡Entonces que reciban informes anónimos! Desde luego, también se alude a otras razones, como que los informes ayudan al cuerpo de ancianos a determinar quién puede hacer más, y quienes necesitan “ayuda”.
En otras palabras, para comenzar a catalogar y clasificar a la gente.

Los publicadores comienzan a sentir una sutil presión de saber que los atentos e inquisitivos ojos de los ancianos están sobre ellos y que su opinión dependerá de este infame papelito.

Cuando el súper Súper del circuito visita, lo primero que hace es revisar los informes de la congregación. Los ancianos deben rendirle cuentas a él acerca de los números del papelito de los hermanos. Cuando se piensa en alguien para ser recomendado, se revisará primeramente su informe, y si este no es suficientemente “bueno”, no se repasará la lista de requisitos bíblicos registrados en las cartas a Timoteo y a Tito. Un “buen informe” se convierte en el principal requisito para un nombramiento, aunque tal cosa no aparece en la Biblia. Esto nadie me lo cuenta, lo he visto con mis propios ojos muchas veces. Es el procedimiento usado por estos “hombres espirituales que se guían por el Espíritu Santo”.

Se hace imposible informar todo el universo del vivir cristiano –lo que no solamente incluye la predicación a los no testigos-, sino que también incluye:

-visita a los enfermos, los espiritualmente débiles, deprimidos
-pastoreos –de los de verdad-
-animo a jóvenes y niños
-actos de hospitalidad y de bondad
-estudio personal y meditación con la Biblia
-oración privada sincera
-verdadera cualidad de corazón y su constante trabajo interno por mejorar

Desde luego, esas cosas no les importa cuantificar a la WT.

Jamás se podría llevar un registro de toda la actividad de un verdadero cristiano. El ejemplo de Cristo no puede cuantificarse o medirse. Pero aun así, la WT fomenta un sistema humano tan jerarquizado donde la reputación y la vida de las personas en la congregación esta marcada por un injusto papelito que no le puede medir como la verdadera persona espiritual que quizás sea.

9328737@gmail.com

2 comments :

Santiago Badía said...

Y encima de que todo lo que expones es la pura verdad, existe aun algo más sutil relacionado con el informe mensual.
Que el TJ ya ha llegado a creer que es una medida de su fe genuina. Así llega a sentir en su fuero interno que la salvación depende del "buen" informe mensual y no de lo genuino de su fe en Cristo ya que la fe y las "obras", es decir para la WT el numero de horas predicadas (estoy por cierto cansado de ver marujas paseando horas mirando escaparates y apuntandoselas) y numero de revistas y libros colocados es la medida de la fe verdadera.
Menuda mierda de distorsión de la verdad

9328737 said...

Asi es querido lector. La fe se ha vendido a frios numeros impuestos por un sistema totalitario.

Saludos

¡Añádeme a tu Google Reader!

Así recibirás automáticamente las actualizaciones.

Add to Google