¡Añádeme a tu Google Reader!

Así recibirás automáticamente las actualizaciones.

Add to Google

Sunday, November 11, 2007

Algunas Verdades entre los Testigos

Estas son algunas cosas que quizás no veas a simple vista cuando vayas al salón o te juntes con otros testigos, pero están ahí, latentes para dejarse ver cuando deba ocurrir.

En primera instancia, ningún testigo las reconocerá como reales, pero tarde o temprano será culpable de practicarlas.

1.- El "amor" que se predica dentro es totalmente condicional. Es condicional a que te mantengas aceptando ciegamente -igual que los demás- las enseñanzas falsas que se imponen. Aunque te interese sinceramente buscar la verdad para bien, serás visto como una amenaza y comenzarás a ser discriminado.

2.- Cualquier tema "confidencial" que hables con un anciano, nunca es realmente confidencial; por lo menos lo sabrá la mayoría del cuerpo de ancianos y por lo menos alguna de sus esposas.

3.- Los "estudios de la Biblia", realmente no son tal, sino una mera repetición mecánica de lo que desde Brooklyn se publica. Si deseas comenzar a leer la Biblia sin usar las publicaciones, estarás en la mira de los ancianos.

4.- Si se te ve llendo al "cuartito" con un par de ancianos, todos asumirán de que estás en problemas y que te darán corrección o disciplina; jamás nadie se pondrá en la posicion de que los ancianos son quienes la recibirán de parte tuya. Es impensable para un testigo que los ancianos se equivoquen.

5.- (Contribuido por Bebop Man) Otro aspecto distintivo de los testigos y a menudo oculto al recién llegado, es la existencia de las 'ancianas'.
Se trata de hermanas, no necesariamente casadas con ancianos, pero que ostentan poder real dentro de la congregación. Usualmente suelen ser precursoras, o al menos predican con asiduidad.
Tienen un sistema de información que, ríete tú de la CIA.
Están sospechosamente al día de todo asunto jucidial que se esté tratando, por confidencial que sea. Pero este no es el lado mas siniestro de su poder.

En realidad, les basta con acercarse a algún anciano y dejarle caer algún comentario sobre la ropa de Fulanita, o sobre la actitud de Menganito, para que el mentado tenga auténticos problemas. Por no hablar de su capacidad para orquestar auténticas campañas de descrédito, acoso y derribo de aquellos a quienes hayan elegido como víctimas.
Desde conseguir que media congregación le niegue el saludo a una persona por optar por cursar estudios superiores, hasta conseguir derrocamientos de ancianos.

Por supuesto, ellas preparan la operación, el cuerpo de ancianos se convierte en el brazo ejecutor, y se atribuye al mismísimo Espíritu Santo la autoría de cuanto ocurra, justo o injusto. Muchas gracias Bepop.

6.- Mientras un anciano esté discursando, por lo menos un 30% - 35% de la audiencia estará acordándose de: la forma desamorada en que él le trató en el pasado, del dinero que le debe y se hace el loco para no pagarle, de la embarrada que se mandó hace algún tiempo atrás o que debido a que lo conoce bien, simplemente no tiene autoridad moral -franqueza de expresión en el lenguaje testiguil- para siquiera estar ahí arriba. Entre ese porcentaje... seguro que estará su esposa.



9328737@gmail.com

2 comments :

Anonymous said...

Otro aspecto distintivo de los T, y a menudo oculto al recién llegado es la existencia de las 'ancianas'. Se trata de hermanas, no necesariamente casadas con ancianos, pero que ostentan poder real dentro de la congregación. Usualmente suelen ser precursoras, o al menos predican con asiduidad. Tienen un sistema de información que ríete tú de la CIA. Están sospechosamente al día de todo asunto jucidial que se esté tratando, por confidencial que sea. Pero este no es el lado mas siniestro de su poder.
En realidad, les basta con acercarse a algún anciano y dejarle caer algún comentario sobre la ropa de Fulanita, o sobre la actitud de Menganito, para que el mentado tenga auténticos problemas. Por no hablar de su capacidad para orquestar auténticas campañas de descrédito, acoso y derribo de aquellos a quienes hayan elegido como víctimas.
He sido testigo presencial de este tipo de hechos. Desde conseguir que media congregación le niegue el saludo a una persona por optar por cursar estudios superiores, hasta conseguir derrocamientos de ancianos.
Por supuesto, ellas preparan la operación, el cuerpo de ancianos se convierte en el brazo ejecutor, y se atribuye al mismísimo Espíritu Santo la autoría de cuanto ocurra, justo o injusto.
Como decía un buen amigo mío, ya expulsado, ¿se equivocó la paloma?

Saludos
Bebop Man

9328737 said...

Muchas gracias por tu valioso aporte.

¡Añádeme a tu Google Reader!

Así recibirás automáticamente las actualizaciones.

Add to Google